Hacer ejercicio nos ayuda a mantenernos saludables, mejora la circulación de la sangre en nuestro cuerpo, mantener nuestro metabolismo activo, bajar de peso, talla y por supuesto, moldear nuestra figura. Al trabajar determinados músculos del cuerpo, logramos definirlos y tonificar, como los glúteos.

Uno de los músculos que muchas mujeres buscan trabajar, son los que se encuentran en el área de los glúteos, y la buena noticia es que existen algunos ejercicios muy sencillos de realizar, que al llevarse a cabo con regularidad, y haciéndose parte de nuestra rutina, traerán consigo resultados magníficos.

4 tips para eliminar la flacidez en el abdomen

Escaladores o climbers

Son un tipo de ejercicio muy completo que no sólo te ayudará a fortalecer el área de los glúteos, sino también el abdomen, la espalda y los hombros; y si se realiza con cierta intensidad y velocidad, resulta un buen ejercicio cardiovascular. Recuerda que al realizar climbers, debes mantener tus brazos lineados a tus hombros; ni más abiertos, ni más cerrados.  Comenzando en posición de lagartija, la cadera baja, y sosteniéndote con las palmas de tus manos, una pierna extendida, sosteniendo la parte inferior de tu cuerpo con la punta del pie, y el otro pie flexionado por debajo de ti, como si quisieras tocar tu pedo con la rodilla. El siguiente paso será cambiar de pierna, dejando estirada la que estaba flexionada y apoyando el peso sobre la punta de tu pie, y flexionando la pierna contraria. Este movimiento se repite continuamente, sin subir la cadera y a la mayor velocidad posible.

Escaladores para glúteos.

Desplantes

Son otro excelente ejercicio que además de mantenerte en forma, darán fuerza a tus glúteos y piernas. Debes pararte con las piernas alineadas a la altura de tus hombros, con la espalda recta y los hombros hacia atrás. Después darás u paso largo, flexionando ambas rodillas. La rodilla que queda delante de ti, no debe pasar el límite de la punta de tu pie, mientras que la rodilla que se acerca al suelo, sólo debe acercarse, mas no rozarlo. Levántate, junta tus pies y repite el procedimiento con el pie contrario. El uso de mancuernas intensificará el ejercicio.

Desplantes para glúteos.

Sentadillas con salto

Presentan una ligera variación a las sentadillas que ya conocemos, y lo único que debes hacer es pararte con la espalda derecha y las piernas ligeramente separadas, de preferencia a la altura de los hombros. Flexionar las rodillas hasta que formes un ángulo de 90 grados, manteniendo la espalda lo más recta posible y llevándola hacia atrás. Una vez que alcances la posición ya mencionada, salta y cae en la misma postura nuevamente.

Sentadillas para glúteos.

Recuerda realizar siempre cualquier tipo de ejercicio bajo la supervisión, o tras la aprobación de un experto. Ahora sí, ¡A trabajar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *